La Presidencia de la RASD y el Secretariado Nacional del Frente Polisario emiten un comunicado sobre la posición expresada por el Gobierno de España

Bir-Lehlu, 18/03/22.-

Comunicado

Con enorme asombro, el Gobierno de la República Saharaui y el Frente Popular para la Liberación de Saguia el-Hamra y Río de Oro (Frente Polisario) han visto esta tarde el contenido de los dos comunicados emitidos por el ocupante marroquí y el Gobierno de la potencia administradora española, y en consecuencia expresan lo siguiente:

1- La posición expresada por el Gobierno español está absolutamente en contradicción con la legalidad internacional.

Las Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea, la Corte Internacional de Justicia, la Corte Europea de Justicia y todas las organizaciones regionales y continentales, todas, no reconocen soberanía alguna de Marruecos sobre el Sáhara Occidental.

También, España, junto con Francia, trazaron las fronteras entre el Sáhara Occidental y sus tres vecinos, Marruecos, Argelia y Mauritania, tiene más responsabilidades jurídicas y políticas que otros en la defensa de las fronteras reconocidas internacionalmente para impedir la expansión marroquí, así como su responsabilidad hacia el pueblo saharaui y las Naciones Unidas. Esta responsabilidad persiste mientras el pueblo saharaui no haya podido ejercer su derecho inalienable a la autodeterminación e independencia.

La posición emitida en ambas declaraciones carece de credibilidad, seriedad, responsabilidad y realismo, ya que constituye una desviación peligrosa, que viole la legalidad internacional, apoya la ocupación, alienta la agresión y la política de los hechos consumados, así como la huida hacia adelante y pretende legitimar la represión, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y el saqueo de riquezas que persigue Marruecos contra el pueblo saharaui.

Esto se produce en un contexto caracterizado por la gravedad que atraviesa el conflicto del Sáhara Occidental tras la reanudación de la guerra en noviembre de 2020, y el estado de tensión en la zona por la continuación del Reino de Marruecos de sus políticas expansionistas y planes para azotar la seguridad y estabilidad de la región.

2. Este cambio anunciado por el actual gobierno español es el resultado de intensos meses de chantaje marroquí.

Desgraciadamente, en lugar de que Madrid pretendiera restablecer sus relaciones bilaterales con su vecino del sur sobre bases correctas y sólidas, optó por someterse, una vez más, al chantaje marroquí.

3- La posición expresada contiene elementos de suma peligrosidad, como calificar a la propuesta marroquí como “la más seria, realista y objetiva… etc., para resolver el conflicto del Sáhara Occidental”, en claro apoyo al enfoque unilateral, en contradicción con la legalidad y el derecho internacional y la libre práctica democrática por parte del pueblo saharaui en lo referente a su derecho inalienable a la autodeterminación y la independencia.

La declaración del Gobierno español no se quedó ahí, sino que fue más allá a lo más peligroso al referirse al acuerdo de «respeto a la integridad territorial de los dos países», que, en el contexto del conflicto del Sáhara Occidental, no es nada sino una clara adopción de la tesis expansionista marroquí.

4. Esta posición afecta de forma muy negativa a cualquier posible rol de España en la solución del conflicto de descolonización en el Sáhara Occidental, y los esfuerzos actuales para reactivar y revitalizar el proceso de paz por parte de las Naciones Unidas. Esperábamos que España, desde la imparcialidad y el sentido de sus responsabilidades legales e históricas, acompañe a las dos partes y al nuevo enviado personal para reanudar el proceso político. Es lamentable que Madrid opte, una vez más, por someterse al chantaje marroquí y acabar con la esperanza que existía, alimentando la tensión y la escalada. 

5- A pesar de todo ello, España no puede desligarse unilateralmente de sus responsabilidades jurídicas frente al Sáhara Occidental y su pueblo, ya que es la potencia administradora del territorio pendiente de descolonización.  Tampoco puede dar la espalda a sus responsabilidades políticas, ya que es el primer responsable del sufrimiento del pueblo saharaui y de todos los pueblos de la zona, que hasta ahora no han podido disfrutar de la estabilidad debido a la herida que ha dejado España en 1975, y que sigue envenenando las relaciones de los pueblos y países de la región.

6- El pueblo saharaui, su Gobierno y el Frente Polisario hacen un llamamiento urgente a las fuerzas políticas españolas y a todos los pueblos de España, para que presionen al Gobierno español con el fin de corregir este grave error, y obligar a Madrid a asumir sus responsabilidades, que no desaparecen con el tiempo: acabar con el colonialismo en el Sáhara Occidental de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, especialmente en lo que respecta al ejercicio del derecho de los pueblos colonizados a la libre determinación y la independencia.

.

Brahim Ghali: «La ONU nos trata en igualdad a agredido y agresor, pero no la hay»


Fuente: El País

El líder del Frente Polisario, Brahim Gali, concede por primera vez una entrevista a un periódico español tras su ingreso médico en La Rioja, que ha acabado con la imputación de la exministra de Asuntos Exteriores por permitir su entrada en España. Gali se ha mostrado muy agradecido, tanto a las autoridades españolas, «que fueron valientes», como a los servicios médicos que le atendieron cuando su vida corría peligro.

Ya muy recuperado, el líder del Frente Polisario ha abordado distintos asuntos con El País, como la posibilidad de un alto el fuego previo a las negociaciones. «Ya lo hemos experimentado. No es condición previa, sino el resultado después de negociaciones serias, creíbles y con presencia de Naciones Unidas, para determinar la conducta de uno y otro, quién coopera y quién obstruye. Los informes anuales del secretario general [de la ONU] nos tratan en pie de igualdad, agredido y agresor, pero no hay igualdad en otros aspectos. Habrá desafíos también, habrá victorias y Marruecos no está en sus mejores momentos.»

Durante 44 días, entre el 18 de abril y el 1 de junio del año pasado, Brahim Gali, secretario general del Frente Polisario y presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), un Estado al que reconocen medio centenar de países (entre los que no figura España), estuvo ingresado en el hospital San Pedro de Logroño aquejado de una grave afección de la covid-19. Gali recibió este miércoles a EL PAÍS en Bruselas, donde asiste a la cumbre Unión Europea-Unión Africana. Visiblemente recuperado, da muestras a sus 72 años de una pasión que se enciende cuando habla de la situación del pueblo saharaui, olvidado a su juicio por la comunidad internacional.

“Ante todo, quiero agradecer el gesto humanitario”, afirma Gali en su primera entrevista con un periódico español tras su hospitalización en La Rioja. “Reconozco que fue un gesto valiente y tiene mucho significado para nosotros. Aprovecho para hacer llegar a los médicos y al resto del personal mi agradecimiento profundo. Fueron momentos difíciles. Todo el mundo estaba tenso y es lógico. Pero el trato fue muy correcto y llegué a sentirme en familia. Sensibilidad, comprensión, disponibilidad. Se preocuparon por mi vida, por sacarme de esa situación. Y lo han logrado. Gracias a Dios y a ellos, ahora estoy aquí, respondiendo a sus preguntas”, enfatiza en español.

.

Naciones Unidas exige a España el cumplimiento de sus obligaciones respecto al Sáhara Occidental

Fuente y foto: Diario 16 / Por José Antonio Gómez

La Asamblea General de la ONU ha aprobado una resolución en la que exige a las potencias administradoras de territorios no autónomos al cumplimiento de las obligaciones recogidas en la Carta de las Naciones Unidas

La Asamblea General de la ONU ha aprobado una resolución, a la que ha tenido acceso Diario16, en la que insta a las potencias administradoras de territorios no autónomos que «respeten las obligaciones contraídas en virtud del Artículo 73e de la Carta con respecto a cada Territorio del programa del Comité Especial encargado de Examinar la Situación con respecto a la Aplicación de la Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales».

Además, Naciones Unidas solicita «a las Potencias administradoras que corresponda que, de conformidad con las obligaciones que les impone la Carta, transmitan o sigan transmitiendo regularmente al Secretario General, a título informativo y dentro de los límites que la seguridad y consideraciones de orden constitucional requieran, la información estadística y de cualquier otra naturaleza técnica sobre las condiciones económicas, sociales y educativas de los Territorios No Autónomos por los cuales son respectivamente responsables, así como la información más completa posible sobre la evolución política y constitucional de los Territorios correspondientes, incluida la información relativa a la constitución, la ley o el decreto por el que se establezca el gobierno del Territorio y la relación constitucional del Territorio con la Potencia administradora, dentro de un plazo máximo de seis meses después de finalizado el año administrativo en esos Territorios».

Esta resolución afecta directamente a España y al Sáhara Occidental, dado que un informe jurídico de Naciones Unidas ratificó que el Sáhara Occidental no está administrado por Marruecos, sino que la potencia administradora es España. Por tanto, según la ONU, Marruecos está ocupando territorio español.

Marlaska: «España sigue siendo la Potencia Administradora del territorio»

Este hecho fue ratificado en el año 2014 por un auto de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presidida por el actual ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en el que se afirmaba claramente que «España sigue siendo la Potencia Administradora del territorio, y como tal, hasta que finalice el periodo de la descolonización, tiene las obligaciones recogidas en los artículos 73 y 74 de la Carta de Naciones Unidas, entre ellas dar protección, incluso jurisdiccional, a sus ciudadanos contra todo abuso, para lo cual debe extender su jurisdicción territorial para hechos como los que se refieren en la querella a que se contrae el presente procedimiento».

El auto añadía, además, que «el estatus jurídico del Sahara Occidental en los términos que se indican por el Ministerio Fiscal se corresponde con el que se hace constar en el escrito de fecha 29 de enero de 2002 dirigido al presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por el Secretario General adjunto para los asuntos jurídicos, que expresamente se recoge en los antecedentes de la reciente sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos».

En el mismo auto, se reproducen las conclusiones de la Fiscalía respecto al Sáhara Occidental. En primer lugar, el Ministerio Público determina que el territorio era la provincia 53 de España, con representación en las Cortes. En segundo término, el Estado español reconoció en Naciones Unidas su papel de potencia administradora. En tercer lugar, hace referencia a cómo la ONU «ha mantenido una posición uniforme sobre el “Acuerdo Tripartito de Madrid” al dictaminar que el mismo es nulo, sin eficacia jurídica, en consecuencia, siempre ha considerado a España como la Potencia administradora».

Los Acuerdos de Madrid son ilegales

El Reino de España, con su Jefe del Estado a la cabeza, tiene una responsabilidad con el Sáhara Occidental que va más allá de lo sentimental porque, legalmente, el territorio continúa perteneciendo a España y no a Marruecos.

Hay un aspecto que en nuestro país se ha pasado por alto: la ONU declaró nulos los Acuerdos de Madrid de 1975 firmados por Juan Carlos de Borbón por los que se cedía la administración del Sáhara a Marruecos y Mauritania. Esta nulidad es la que provoca que el territorio se encuentre aún entre los dieciséis territorios no autónomos supervisados por el Comité Especial de Descolonización de la ONU.

El Tribunal de La Haya negó a Marruecos y Mauritania los derechos de administración sobre el Sáhara Occidental, pero Hassan II decidió invadir el territorio enmascarando una invasión militar como de marcha pacífica de civiles. En aquellos días, el dictador Francisco Franco agonizaba en el Hospital de La Paz y el gobierno español se acobardó ante las amenazas marroquíes. Se enviaron misiones a Rabat para negociar con el rey alauí. Juan Carlos de Borbón, entonces Jefe del Estado en funciones, visitó a las tropas, hecho al que se opuso el presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro. Finalmente se autorizó que la Marcha Verde entrara en el territorio, mientras se negociaba el Acuerdo Tripartito de Madrid. En este hecho mucho tuvo que ver el ministro Antonio Carro.

Sin embargo, en ese acuerdo firmado unos días antes de la muerte de Franco por Juan Carlos de Borbón, no se transmitió la soberanía sobre el Sáhara Occidental, además de que España transfirió ilegalmente la administración del territorio a Marruecos y Mauritania ya que el derecho internacional impide que el Estado administrador abandone unilateralmente sus responsabilidades de un territorio no autónomo/colonizado.

En 1976, siendo aún presidente del Gobierno Carlos Arias Navarro, tras la salida del último contingente español, España comunicó a la ONU que, al haber abandonado el territorio, quedaba exenta de cualquier responsabilidad internacional en relación con la administración del Sáhara y que lo dejaba bajo la ocupación de Marruecos y Mauritania.

La ONU no reconoce a Marruecos como potencia administradora

Este razonamiento estaba basado en los acuerdos declarados ilegales de Madrid de noviembre de 1975. Tres años más tarde, el gobierno mauritano también abandonó la administración por lo que, desde entonces, Marruecos ocupa y administra el territorio a pesar de no figurar como potencia administradora en la lista de la ONU, ya que Naciones Unidas jamás lo ha considerado como tal.

Así quedó establecido en el año 2002 por un informe jurídico firmado por Hans Corell, secretario general adjunto de Asuntos Jurídicos de Naciones Unidas. Por tanto, el Sáhara Occidental sigue siendo territorio español. Legalmente y en base al derecho internacional España es la potencia administradora y, por tanto, está permitiendo que una nación extranjera ocupe ilegalmente el territorio.

España tiene la responsabilidad de exigir a Marruecos que abandone el Sáhara, con las sanciones que haya que aplicar, por muchos chantajes que plantee Marruecos con la pesca o las políticas migratorias. Por otro lado, como país soberano España debe hacer cumplir la promesa que se hizo al pueblo saharaui de convocar un referéndum de autodeterminación, ya sea a través de una posición fuerte en Naciones Unidas o en la exigencia a Marruecos de realizar dicha convocatoria.

Rosa Montero: el pueblo saharaui ha construido una sociedad que te enamora

imagen (2)

.

Fuente: Contramutis

.

  • Rosa Montero recibe la “Rosa del Desierto“ Premio a la Solidaridad Juan Antonio González Caraballo por su apoyo al pueblo saharaui que otorga la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Sevilla.
  • La escritora y periodista alaba el trabajo del pueblo saharaui durante 45 años sin desmembrarse y sin hundirse y denuncia el velo de silencio que hay sobre su causa.

“El milagro que es el pueblo saharaui ha conseguido construir una sociedad prodigiosa que te enamora, que te asombra y que te pone en pie”. Son palabras de la periodista y escritora Rosa Montero tras recibir en Sevilla la “Rosa del Desierto“ Premio a la Solidaridad Juan Antonio González Caraballo por su apoyo al pueblo saharaui “en su justa lucha por la autodeterminación e independencia”.

.

Sigue leyendo

La periodista y escritora Rosa Montero recibirá el Premio a la Solidaridad «Juan Antonio González Carballo» 2020

.

Sevilla, 3 de febrero de 2020 (SPS)-  La Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla ha decidido reconocer con su Premio a la Solidaridad «Juan Antonio González Carballo» 2020, a la reconocida periodista y escritora española Rosa Montero Gayo (Madrid, 3 de enero de 1951), “en reconocimiento a su trayectoria profesional como periodista y escritora ligada a causas justas y, entre ellas, a la lucha del pueblo saharaui por su libertad e independencia.

.

Sigue leyendo

Eurodiputado de Podemos quiere que el Gobierno de coalición reconozca a la RASD y cambie de política hacia el Sáhara

Resultado de imagen para miguel urban eurodiputado

.

Fuente: La Vanguardia / Europa Press

.

El eurodiputado de Podemos Miguel Urban considera que el Gobierno de coalición entre su partido y el PSOE debería «suponer un cambio en la política exterior española» hacia el Sáhara Occidental, que incluya, de entrada, el reconocimiento de la la República Árabe Saharaui Democrática (RASD)

Reconocimiento de la RASD y de su misión diplomática en España, «como ya han reconocido al menos 80 países en todo el mundo» y ofrecer la nacionalidad española a todos los saharauis que así lo deseen como se hizo hace unos años con los sefardíes, es lo que reclama, en un artículo en ‘eldiario.es’, recogido por Europa Press.

.

Sigue leyendo

Gran parte del pulpo comercializado en España procede de los caladeros del Sáhara Occidental

.

Fuente y foto: Diario 16 / Por José Antonio Gómez

.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha identificado stocks de pulpo procedente de los caladeros del sur del Sáhara Occidental. La pesca de este molusco cefalópodo por parte de Marruecos se localiza en la zona de Dajla con grandes buques arrastreros que llevan incorporados congeladores para poder exportar dichas capturas a Europa.

A pesar de las prohibiciones internacionales, la legislación marroquí no hace distinción entre aguas territoriales de Marruecos y del Sáhara Occidental, por lo que los barcos pesqueros faenan con total impunidad a pesar de lo indicado por varias sentencias de tribunales internacionales que determinan que Marruecos no tiene jurisdicción sobre el territorio ocupado ni, por supuesto, sobre sus aguas.

.

Sigue leyendo

Nombres propios en la traición al pueblo saharaui

tratado1975

14 de noviembre de 1975, firma de los llamados Acuerdos Tripartitos de Madrid

.

PUSL/latitud194.com.- Durante varios días de noviembre en 1975 se cristalizó uno de los episodios políticos que más vergüenza debería darnos como ciudadanos con nacionalidad española. El 14 de noviembre de ese año se firmaron en el Palacio de la Zarzuela los llamados Acuerdos Tripartitos de Madrid, una declaración de principios en la que se incluye la retirada española del territorio del Sahara Occidental en menos de un año y la puesta en marcha de una administración temporal llevada a cabo por Marruecos y Mauritania. Además, se incluyeron aspectos económicos en unas actas diferentes, reconociéndose derechos de pesca en las aguas del Sahara a 800 barcos españoles, así como otros derechos en aguas marroquíes. Del mismo modo, España le vendió a Marruecos el 65% de la empresa explotadora de fosfatos, Fos Bucrá, por 5.850 millones de las antiguas pesetas. Este texto supuso “formalmente” la cesión unilateral del territorio, haciendo caso omiso a las directrices de la ONU.

.

Sigue leyendo

Primer Ministro saharaui reclama a España una posición valiente en el Sahara Occidental

.

Vigo, 04 de octubre de 2019 (SPS)- Durante el discurso inaugural de la Conferencia Internacional de Ciudades y Municipios Hermanados con el Sahara, el primer ministro saharaui, Mohamed Luali Akeik, ha recordado la responsabilidad histórica de España en el proceso de descolonización de todo el territorio del Sahara Occidental y ha revindicado “una actitud valiente para reparar errores del pasado y asuma una nueva estrategia en la región”.

.

Sigue leyendo

Presidente del Gobierno de España se compromete a defender la legalidad internacional en el Sahara Occidental y la ampliación de la Minurso

.

Madrid, 3 de septiembre de 2019 (SPS)- El presidente del Gobierno de España y líder del Partido Socialista Obrera Español (PSOE) aboga por un rol más activo de su país y de la Unión Europea para la búsqueda de una salida justa al proceso de descolonización del Sahara Occidental. Así lo ha hecho saber el presidente en funciones durante su discurso para presentar la  ‘Propuesta abierta para un programa común progresista’ a través de la cual aspira  lograr apoyo de otras fuerzas políticas y revalidarse al frente del Gobierno español.

.

Sigue leyendo