Vigilia en el día 24 de la huelga de hambre de Claude Mangin, esposa de preso político saharaui

.

Fuente y foto: PUSL

.

Simpatizantes de Claude Mangin-Asfari, esposa de Naama Asfari preso político saharaui, que mantiene una huelga de hambre, desde el 18 de abril, realizaron ayer una vigilia con velas frente al Ayuntamiento de Ivry sur Seine, que acoge a la huelguista en protesta contra la prohibición del gobierno marroquí de dejarla entrar en el país y visitar a su marido preso desde 2010

El día 24 de la huelga de hambre coincidió con el aniversario de la Sra. Mangin, que recibió ya cientos de cartas de apoyo de todos los continentes y cuyo caso se ha seguido en la prensa francesa.

.

Decenas de asociaciones y organizaciones, diputados europeos, diputados franceses y representantes de gobiernos como el caso de Sudáfrica, han enviado llamamientos al presidente Macron para que se ponga en contacto con el Gobierno de Marruecos para interceder a favor de Claude Mangin cuyos derechos más elementales han sido negados.

“Hasta 2016 pude ver a mi marido con cierta regularidad, pero desde entonces se me ha rechazado la entrada en Marruecos cuatro veces”, contó Claude Mangin.

Durante su huelga ha tenido el apoyo incondicional de Philippe Bouyssou, alcalde de Ivry y de la Asociación de Amigos del Pueblo saharaui (AARASD).

Philippe Bouyssou se dirigió al inicio de la huelga de hambre a la residencia personal de Mohamed VI en París donde entregó una carta apelando a la reconsideración de la decisión del Reino Alauita.

Régine Villemont presidente de la AARASD subraya que el recurrir a la huelga de hambre no fue una decisión fácil y no es en absoluto una forma de acción que suelen utilizar. “Enviamos cartas, intentamos sensibilizar a la opinión pública y a los responsables políticos, realizamos sesiones de aclaración y proyecciones de documentales, pero de hecho este caso es especial, necesitaba una atención especial.” Claude no es la única extranjera expulsada de Marruecos y del Sahara Occidenal, se ha convertido en una práctica muy común de las autoridades marroquíes. Claude está sufriendo represalias por defender a su marido y por decir lo que piensa, pero ella está en francia, tiene el derecho tener una opinión y hablar públicamente.

El 30 de abril, el presidente Emmanuel Macron pidió al ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian, en un comunicado que tomara medidas sobre el asunto. Hace tres días Claude Mangin recibió la visita de dos emisarios del gobierno que le informaron que hasta el momento no había reacción por parte de Marruecos pero que el asunto seguía siendo tratado y esperaban obtener una respuesta en breve.

Después del inicio de la huelga de hambre también su esposo fue víctima de las represalias arbitrarias de las autoridades marroquíes que le retiraron la mesa y silla que tenía en la celda, quedando sin nada, teniendo que dormir en el suelo.

En 2016 se publicó la condena del Comité contra la Tortura contra el Reino de Marruecos por tortura con respecto a Naama Asfari, condenado a 30 años de prisión.

El grupo de Gdeim Izik está compuesto actualmente de 19 detenidos, del que Naama forma parte, estos activistas de derechos humanos saharauis fueron acusados culpables de asesinato y formación de banda armada en un juicio que los observadores internacionales y varias organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional consideran injusto y que denuncian la falta de pruebas siendo las acusaciones sobre la base de confesiones obtenidas bajo tortura policial.

Los demás miembros del grupo han sido también víctimas constantes de maltrato y torturas, se desconoce el paradero de Sidi Abdallahi Abbahah que fue “trasladado” a un lugar desconocido, descalzo víctima de maltratos en la madrugada del 7 de abril desde la prisión de Kenitra. Abddalhi tiene cadena perpetua.

Las familias y esposas de los demás miembros de este grupo también han sido víctimas de violencia, cercos policiales a las casas y represalias económicas por parte de las autoridades marroquíes. La esposa de Mohamed Bani otro miembro del grupo, condenado a cadena perpetua, denunció el intento de secuestro de uno de sus hijos por la policía durante el juicio el año pasado en Rabat y su hija mayor contó cómo es seguida e insultada en la calle en la ciudad de El Aaiún, capital del Sáhara Occidental ocupado, por agentes de la policía. Recientemente el único apoyo financiero que tenía esta familia compuesta por la madre y 5 hijos fue retirado, estando ahora en una situación de desesperación absoluta.

Mangin-Asfari, está en huelga de hambre en protesta para poder volver y visitar a su marido, esta acción fue una forma de involucrar a las autoridades francesas a posicionarse como mediadores con Rabat. Al parecer, este objetivo ha sido alcanzado y sin duda la ciudadana francesa ha logrado movilizar a la sociedad civil que ha manifestado su apoyo diariamente de forma espontánea como el envío de flores y mensajes, pero también con la recogida de más de 4.000 firmas en pocos días que se destinan al gobierno francés.

.

 

.

 

.

 

.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s