El pueblo saharaui: la vida por una causa

.

Fuente: La Mula / Por Manuel Angelo Prado

.

Un acercamiento a la historia de República Árabe Saharaui Democrática, cuya representante Jadiyetu El Mohtar se encuentra impedida de ingresar al Perú desde el 9 de setiembre

“El último negocio sucio de Francisco Franco”. Con esta frase Eduardo Rothe recordó -en su programa Misterios de la Historia– la decisión del exdictador español de jugar a favor de Marruecos en los últimos días de colonialismo del país europeo en el dominio del territorio que en algún momento fue conocido como África occidental española (Sahara Occidental).

.

ooo

.

.

ooo

.

Los ciudadanos de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) -los de hoy y los que vendrán- nunca olvidarán 1975. Ese año daría inició a la llamada Marcha Verde, nombre como se le conoce a la invasión marroquí del territorio saharaui (ubicado al sur de Marruecos). Una acción que no solo se redujo al desplazamiento de colonos. Incluyó también acciones armadas como los bombardeo con napalm y fósforo blanco. Los saharauis resistieron. Dos años antes habían formado su ejército: el Frente Polisario.

El 16 de octubre 1975, la Corte Internacional de Justicia reconoció lazos históricos entre marroquíes y saharauis y el derecho a la autodeterminación de estos últimos. Ello obligaba a la celebración de un referéndum que hasta la fecha no se ha realizado. Casi seis meses después, el Frente Polisario creó la RASD. No hubo tiempo para muchas sonrisas, la guerra se abriría en dos frentes: con Mauritania y Marruecos. Con el primer enemigo, la paz llegó pronto. En 1978 renunció a sus ambiciones territoriales y firmó la paz con los saharauis.

Con Marruecos el conflicto aún no termina (por los menos en la práctica). Aunque gracias a la intermediación de la ONU se produjo el cese del conflicto en 1991. El reino africano, sin embargo, no renunció a sus ambiciones políticas y territoriales. Hasta ahora no ha permitido que la consulta se lleve a cabo. No ha hecho nada tampoco por destruir el muro defensivo construido durante la década de los ochenta. Conforme avanzaba el ejército marroquí, los saharauis empezaron a replegarse hacia la ciudad de Tinduf (Argelia). Ahí levantaron sus campamentos.

En ese tiempo, el rey marroquí de entonces, Hassan II, ordenó la construcción del muro que hoy alcanza los 2.700 kilómetros de longitud. Para el Estado marroquí, esta estructura no es un “muro de separación” porque tiene un “operacional para las poblaciones” y porque protege lo que ese país considera como su territorio y que permite preservar la seguridad y luchar contra el tráfico ilícito de drogas, la trata de personas, y el terrorismo.

Más allá del discurso oficial, lo cierto es que este muro impide el paso de los saharauis al Sahara Occidental. “Se estima que existen siete millones de minas a lo largo del muro, la mayor parte de ellas colocadas por Marruecos del lado Saharaui”, dijo una fuente del Frente Polisario a El País.

El muro, además, no parece cumplir con su objetivo. En julio pasado, uniformados capturaron a 19 marroquíes que portaban fardos de hachís. La detención se produjo en la región de Agchan Labiad (Guelta Zemur) y quedará en la historia como la primera vez que miembros del Frente Polisario detuvieron a civiles marroquíes.

.

ooo

.

.

ooo

.

La lucha que no termina

Desde varios frentes (diplomático, político y cultural), los saharauis continúan en la lucha por su causa. Acostumbrados a vivir en el desierto a temperaturas extremas, es muy difícil pensar que van renunciar a su deseo: convertirse en una nación plena, independiente. El impedimento de la diplomática Jadiyetu El Mohtar para ingresar al Perú es solo un capítulo más de una larga historia de desencuentros entre la comunidad internacional y la RASD.

Con todo, la ‘Causa Saharaui’ genera más atención. Recientemente, peruanos y españoles llegaron a la Embajada Peruana en Madrid para entregar una carta solicitando interceder por la representante saharaui. Desde Lima, la congresista Marisa Glave se ha pronunciado para que se respeten los derechos humanos de El Mohtar. En tanto, Javier Bardem le dedicó un mensaje desde España.

.

 

.

 

.

 

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s