Un vuelo chárter parte de Cantabria al Sáhara

Resultado de imagen para campamentos saharauis

Fuente: http://www.elfaradio.com/  12 de abril de 2017.   POR

Este jueves, a las 22.00 horas, sale del aeropuerto Seve Ballesteros de Santander un vuelo chárter con 100 personas, cuyo destino es el Sáhara.

Durante nueve días, los pasajeros, miembros de la Delegación Saharaui en Cantabria y de las asociaciones Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria, visitarán los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia.

En este vuelo estarán acompañados de cuatro enfermeras, que forman parte de un colectivo auspiciado por el Colegio de Enfermería.

El objetivo de estas enfermas es organizar un programa de colaboración con las enfermeras saharauis para conocer las necesidades de la población en los campos de refugiados para así poder ayudarles en cuestiones médicas.

“Intentamos hacer sobre el terreno un diagnóstico sobre las necesidades formativas de las enfermeras saharauis”, cuenta una de ella Pilar Elena, a EL FARADIO DE LA TARDE. “El objetivo es sentar las bases para una colaboración en aspectos de formación y puesta al día de conocimientos según las necesidades de ellas”.

Hasta que no regresen y hayan podido comprobar las necesidades in situ, no elaborarán ningún plan de acción.

“EN LOS CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS DEPENDEN DE AYUDA INTERNACIONAL”

El presidente de Alouda Cantabria, Angel Oria, cuenta cómo es de desesperada la situación en estos campamentos de refugiados. “Dependen totalmente de ayuda internacional”, asegura en una entrevista.

Además, destaca la gran diferencia de las circunstancias vitales de los habitantes marroquíes con los saharauis que están en los campos de refugiados de Argelia.

“Lo peor es que el lobbie marroquí distorsiona un poco la realidad”, asegura, contando cómo los saharauis tienen que mantenerse con una canasta básica que reparte ACNUR.

“La reparte para unas 85.000 personas”, cuenta, y narra que en los últimos años de crisis esta cesta “ha ido reduciendo los productos y la variedad de los productos”. Sin embargo, no llega para cubrir las necesidades de entre las 160.000 y las 180.000 personas que se encuentran en esta situación, dependiendo de las épocas.

A ellos se suma la espera por la celebración del referéndum, al que Marruecos se niega a pesar de que la ONU lanzó un veredicto asegurando que tienen derecho a él. “Llevan esperando 41 años, lo que ya desmotiva a cualquiera”.

UN VUELO CHÁRTER ENTRE AMBAS ASOCIACIONES

Los niños saharauis que pasaron el pasado verano en Cantabria.

“Hemos colaborado ambas asociaciones con la Dirección General de Cooperación y la Comisión Sanitaria que viaja habitualmente, encabezada por Fernando de la Torre”, cuenta Ángel Oria, que se felicita por haber podido completar las 100 plazas del avión.

Otros no han tenido tanta suerte. Por estas fechas, había 5 vuelos programados, tres de los cuales han tenido que suspenderse (Galicia, País Vasco y Andalucía) al no haber podido llenar los vuelos.

Las actividades que normalmente realizan ambas asociaciones desde Cantabria incluyen facilitar de forma segura el viaje a las familias de aquí para que puedan visitar a los niños que acogen en verano y sus familias.

“Siempre llevamos gente nueva, que lo viva de primera mano”, dice Oria. Para ellos es importante, igual que preguntar a las autoridades saharauis cuáles son sus necesidades desde el terreno.

“A veces las ONGs tienen una mentalidad colonizadora y deciden qué necesidades tienen. Nosotros no, preguntamos y en base a eso trabajamos el resto del año”, insiste.

Entre otras actividades, este año y el anterior se han dedicado a costear el cambio de depósitos de agua familiares que, tras 41 años “están muy deteriorados”.

“Allí las familias acumulan el agua en depósitos porque no hay agua corriente como podemos tener aquí, que llevan en camiones cisternas y reparten a familias de modo mensual”, cuenta Oria, que alerta que los deterioros en estos depósitos “provocan problemas de salud”.

El año pasado compraron 30 depósitos que fueron destinados a treinta familias que reparte el Ministerio saharaui según sus necesidades. “Este año esperamos comprar otros 30”, añade el presidente de Alouda Cantabria.

VACACIONES EN PAZ

Además, ambas asociaciones iniciarán pronto un llamamiento para acoger a niños este verano, dentro del programa Vacaciones en Paz.

“Es una experiencia que merece la pena”, asegura Oria. “Casi todos los que estamos en cooperación con el Sáhara nos iniciamos acogiendo a un niño saharaui y viendo que el mejor modo es ayudar a su pueblo”. “Al final el niño va a estar allí sin poder salir allí, sin expectativas de vida, y las cosas materiales no cuentan nada a largo plazo”.

Aquellas personas que quieran interesarse en acoger a un niño saharaui durante el verano, pueden informarse en los blogs de las asociaciones Cantabria por el Sáhara y Alouda Cantabria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s