Dan impulso a las comisiones sanitarias en los campamentos de refugiados saharauis

Delegación soriana que visitó los campamentos saharauis

Delegación soriana que visitó los campamentos saharauis / Cedida

.

Fuente y foto: Heraldo / Por S. L. O. 

.

Funciona una primera oftalmológica y se espera en breve otra de Ginecología

Impulsar la presencia permanente de comisiones médicas de Castilla y León en los campos de refugiados saharauis es un hecho que está en proceso gracias al tesón de la Federación de Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Castilla y León, de la que es parte activa la organización soriana. Un convenio con Sacyl está permitiendo que esta iniciativa poco a poco vaya tomando forma. De momento, y junto con la organización de Zamora, el año pasado se pudo rehabilitar en un campamento una especie de casa para que una veintena de médicos pueda instalarse en ella dentro de la actividad de esas comisiones médicas. Además, actualmente una doctora zamorana va a estar dos meses pasando consulta oftalmológica y operando cataratas. El siguiente paso es hacer lo mismo con la especialidad de Ginecología, que “saldrá dentro de poco”.

.

Lo explica el presidente de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Soria, José Miguel Pardo, quien ha realizado recientemente una de las habituales visitas a los campamentos de refugiados coincidiendo con el puente de la Constitución. Cabe recordar que la iniciativa partió de la exvicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, en mayo de 2015 cuando era alcaldesa de Zamora y candidata del PP a las Cortes por esta provincia, momento en el que adquirió el compromiso ante el entonces ministro de Sanidad saharaui, Mohamed Lamin Daddi, de impulsar la presencia permanente de comisiones médicas de la Comunidad en los campos de refugiados saharauis. Cuando nació el proyecto se explicó que el objetivo era que los facultativos de estas comisiones dieran asistencia sanitaria en los campos de refugiados y además ofrecieran formación continuada a los galenos saharauis de la zona para garantizar así programas preventivos y de asistencia.

Porque la sanidad es una de las grandes carencias del pueblo saharaui, que vive en el exilio desde hace más de cuatro décadas. Por eso, estas ayudas son vitales, en el más estricto sentido de la palabra. José Miguel Pardo, también secretario-tesorero de la Federación autonómica, mantiene que además de este proyecto de comisiones médicas, a través de la organización de Salamanca, “se ha empezado un programa de diabéticos”, pues es una dolencia muy común. A través de Farmamundi, autodenominada como la ONG del medicamento, se están llevando las primeras partidas de fármacos para abordar la patología.

La Asociación Soriana de Amigos del Pueblo Saharaui también colabora, junto con la organización en Zamora, en el mantenimiento de la Escuela de Educación Especial Castro para la integración de discapacitados psíquicos, en el campamento de refugiados de Smara, en el Sahara Occidental.

La Escuela de Educación Especial Castro de Smara es iniciativa de un saharaui al que se conoce popularmente por el nombre que lleva el centro, Castro, aunque se trata de un alias. Enfermero de profesión, hace unos años emprendió esta tarea, que cuenta con la colaboración de organizaciones como la soriana. La pretensión es que los menores que llegan hasta las instalaciones aprendan a valerse por sí mismos, entre otros aspectos del día a día.

Necesidad de familias

El presidente de la asociación soriana es el encargado de la coordinación regional del programa ‘Vacaciones en paz’, que permite que los niños disfruten de la temporada de verano en España. Precisamente sobre este asunto giró parte de su visita a los campamentos de refugiados, con más presencia en el de Auserd. El único escollo existente es la falta de familias. “Cada vez es más complicado”, confiesa para explicar que se trata de un proyecto de uno a tres veranos, por lo que hay que embarcarse a largo plazo, y “hemos notado un descenso por la crisis y que son tres años, así que con la incertidumbre las familias no se animan”. Darles una oportunidad a estos chavales se traduce en “un palmo de diferencia en altura” con los que viven en los campos de refugiados, además de otras oportunidades. Porque existe otro programa a la inversa de ‘Vacaciones en paz’: los niños pasan en España el curso escolar y los dos meses de verano en su casa. Para ambos programas estuvo haciendo gestiones Pardo con los correspondientes ministerios de Juventud y de Educación saharauis.

El viaje también supuso la visita a los campamentos de 60 personas de Castilla y León, siete de ellas de la provincia de Soria (de Ágreda, Golmayo y la capital), generalmente familias. No obstante, también ha ido un ebanista de Salamanca que ha desarrollado actividades de payaso en un hospital. En febrero, la organización soriana mandará su tradicional caravana de alimentos, que ya está preparando. Los interesados pueden hacer sus donativos a través de la organización (asociacion_soriana_saharaui@hotmail.com); también haciéndose socio: 60 euros al año que pueden ayudar mucho.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s