Sahara Occidental: entre la histórica visita de Ban Ki-moon y las provocaciones de Marruecos

                                                                                               / Remmso

.

Por Jorge Alejandro Suárez Saponaro*

.

(VSOA, 13-03-16)-. El 29 de febrero de 2016, fue noticia que un pastor, que estaba con sus rebaños en la zona liberada, fue muerto por disparos producidos por personal militar desplegado en los muros defensivos. El incidente fue en la zona cercana a Guelta Zemmur,  que según fuentes marroquíes, las tropas que guarnecían en el muro abrieron fuego, por sospechar  “movimientos sospechosos” omitiendo que fue muerto un humilde pastor. El incidente fue informado rápidamente por el gobierno saharaui a la MINURSO, pero hasta el momento, Naciones Unidas no dio mayores detalles al respecto. Este hecho –muy grave– ocurrió en los momentos que el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, anunciaba su visita a los campos de refugiados y a los territorios liberados.

.

Este hecho de absoluta gravedad, puso en evidencia la carencia las limitaciones que tiene la MINURSO para patrullar la zona contigua a los muros, que está sujeta a una serie de restricciones y la violación del alto el fuego. Sin ninguna duda toda una provocación de Marruecos, con el claro objetivo de escalar el conflicto e imponer por la fuerza la idea de “marroquinidad del Sahara”. Las autoridades saharauis, en una muestra de tolerancia extrema, hicieron caso omiso a este acto de provocación, denunciando el hecho a las Naciones Unidas. Que como es sabido, generalmente cae en saco roto. Incluso, también la comunidad internacional ha mirado para otro lado, la reacción que tuvo Rabat cuando trascendió en la prensa sobre el asesinato del pastor saharaui, que fue concentrar medios de combate en la zona del “incidente”, en un vano intento de acusar al Frente Polisario de pretender volver a las hostilidades. Sin ninguna duda estamos ante una nueva provocación de Rabat.

Desde que Marruecos tomó conocimiento de la llegada del Secretario General, su reacción ha sido totalmente hostil. Las primeras acciones fue la oposición a la visita del Enviado Especial del Secretario General, Christopher Ross a los territorios ocupados y el intento de imponer al Secretario General, de dar parte a las autoridades marroquíes sobre una eventual visita de Ban Ki-moon a los territorios ocupados. Asimismo ante las intenciones de Ban de tener un encuentro con el rey Mohamed VI. Las autoridades marroquíes dijeron que en las fechas que haría la gira, no se encontraría “disponible”. Un verdadero desaire y un claro mensaje de no aceptar el cumplimiento del Plan de Arreglo de 1991, además de un claro rechazo a la presencia del Secretario General en el Sahara Occidental. Vale la pena recordar, que Rabat gracias al veto francés y el apoyo de Estados Unidos, no tan abierto como el caso de París, han impedido entre otras cosas que se discuta un Cap VII, dado las constantes infracciones de Marruecos y la parálisis del proceso de negociaciones, que constituyen argumentos de peso para que se Naciones Unidas la que lidere el proceso de paz y con apoyo de la comunidad internacional garantice a los saharauis decidir libremente sobre su destino.

La visita de Ban Ki-moon, se desarrolló en un contexto especial para las partes, en primer lugar el Aniversario número 40 de creación de la RASD, que revivió las expectativas de lograr la ansiada unidad nacional; el duro golpe dado a Marruecos por el fallo del Tribunal Superior de la UE, donde reconoció la ilegalidad de la ocupación. Dando paso a una batalla legal y política por parte de Marruecos, presionando y hasta extorsionando a los países de la UE, con temas como las migraciones y la lucha contra terrorista, en el caso de acatar el fallo del Tribunal. Su violación, sin ninguna duda sería un escándalo. Esperemos que los gobiernos europeos, que siempre con el dedo acusador por ejemplo han presionado a países de América latina o de otras regiones subdesarrolladas, cumplan con los compromisos asumidos, den el ejemplo en este caso y no opten por la “doble moral” que nos tienen acostumbrados como en el caso del Sahara Occidental.

La visita del Secretario General fue objeto de duras críticas por parte de Marruecos, en un vano intento de desacreditar, acusándolo de parcialidad, de violar la neutralidad que debe tener las Naciones Unidas en el conflicto, especialmente por hablar de la existencia de “ocupación”. El gobierno marroquí en un comunicado cargada de agresividad: gran estupefacción con los deslices verbales, los hechos consumados y los gestos injustificados de complacencia del Secretario General durante su visita a Tinduf y Argel”. Ban Ki-moon -y continúa diciendo- “se ha dejado instrumentalizar para dar crédito a las falaces pretensiones de la otra parte (el Frente Polisario), y así “ha cedido al chantaje” de esas partes, “violando los compromisos y garantías dadas a Marruecos“. Además consideró que la calificación dada por Ban de “ocupación” en relación a la  situación del Sahara, es un insulto al pueblo marroquí. Asimismo el gobierno marroquí siguiendo con las duras críticas a Ban señaló, sobre el silencio sobre las violaciones a los derechos humanos en los campos de refugiados de Tinduf y Argelia, además de no hablar sobre el censo de los refugiados saharauis.  Recordemos que Marruecos se opone tajantemente a que Naciones Unidas tenga facultades de vigilancia de derechos humanos en el Sahara Occidental, ha saboteado la realización del censo para referéndum de autodeterminación y casualmente el país no es un modelo de respeto a los derechos humanos. Finalmente para no perder la costumbre, vino la amenaza directa por parte de Marruecos: “lejos de lograr el objetivo declarado de relanzar las negociaciones políticas, todas estas derivas pueden ponerlas en peligro a pocos meses de que termine su mandato.  Una vez más la amenaza velada de ir a la guerra. Sin ninguna duda alimentado, gracias a la sociedad con Arabia Saudita, que ha prometido miles de millones de US$ en ayuda militar, un premio a la intervención marroquí en Yemen.

Marruecos en el marco de su política de hechos consumados, niega la verdad histórica, política y jurídica del conflicto. En 1979, las Naciones Unidas declararon formalmente ilegal la ocupación por medio de  la resolución A/RES/34/37 de 1979, por ende los dichos del Ban, tienen sólidos fundamentos jurídicos. Además cabe recordar resoluciones, tanto de Naciones Unidas, como del Parlamento Europeo, citados en diversos trabajos por el académico especializado en la temática saharaui, Dr. Carlos Ruiz Miguel.

La visita de Ban Ki-moon, sin ninguna duda puede calificársela de histórica, dado que se ha puesto en contacto directamente con la población saharaui, ha dado un claro mensaje de respaldo a la presencia de la MINURSO, declaró abiertamente sobre la existencia de un régimen de ocupación, que vulnera los derechos de los saharauis, se hizo presente en la capital provisional de la RASD, Bir Lehlú y se ha pronunciado públicamente por la necesidad de llevar a cabo el referéndum de autodeterminación.

Es altamente probable que el mandato de la MINURSO se renueve una vez más, cumpliendo 25 años de presencia en la zona, somos escépticos en lo referente a la vigilancia de derechos humanos, ante el veto francés y que seguramente será muy permeable, dado la “colaboración” de Marruecos en materia de lucha contraterrorista, elemento que ha sido un “arma” para la diplomacia alauita. Los servicios de inteligencia occidentales indican a  Marruecos como uno de los principales proveedores de reclutas para el siniestro grupo terrorista ISIS/Daesh y esto genera preocupación. Para Rabat es como dice el lenguaje estratégico “moneda de cambio”  y lo empleará para su propio beneficio en el conflicto del Sahara. No obstante ello, a pesar de las provocaciones, siendo lo más grave –que demanda una investigación internacional y su sanción– la muerte de un humilde pastor en manos de tropas marroquíes, los ataques al Secretario General y los obstáculos impuestos por la potencia ocupante, ha quedado una vez más, evidenciado del máximo funcionario de las Naciones Unidas, la ilegalidad de la ocupación y la necesidad de una pronta solución pacífica de un conflicto que lleva cuatro generaciones.

__________________

Jorge Alejandro Suárez Saponaro

*.ABOGADO. MAGÍSTER EN DEFENSA NACIONAL. PROF. INVITADO CÁTEDRA LIBRE DE ESTUDIOS SOBRE EL SAHARA OCCIDENTAL (IRI-UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA, ARGENTINA).

.

 

.

.

 

.

 

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s